Panadería mexicana ¿costumbre en extinción?

En mis años de niño, una costumbre que acompañó a mi familia fue el desayunar y merendar leche con pan.

Todas las tardes mi padre salía rumbo a la panadería, paseo al que lo acompañaba con frecuencia, y como recompensa uno podía escoger el pan que se deseara.

Por desgracia esta costumbre se ha ido perdiendo en la ajetreada vida diaria, por la llegada de los panes comerciales empacados y el arribo de nuevas costumbres.

Por principio, el pan tradicional se divide en salados (bolillos, teleras, pambazos, el birote, la micha, la cemita) y dulces, de diario (conchas, cuernos, apastelados, orejas, donas, huesos, cochinitos de piloncillo, polvorones, bigotes, garibaldis, yoyos, mantecadas, panqués, banderillas, duques, condes, corbatas, etc.) muchos de ellos prácticamente en extinción, y de fiesta (pan de muerto, rosca de reyes, pan de feria).

La panadería mexicana nació como resultado de la mezcla de culturas: los españoles aportaron los ingredientes: leche, huevo, azúcar, manteca, harina, y las técnicas. Las manos indígenas encargadas de la elaboración aportaron las figuras y les dieron el nombre según su forma: cañones, cuernos, tornillos, etc.

La creatividad que tenían los indígenas en el pan estaba unida con que se les había prohibido hacer figuras de sus dioses con la planta amaranto, y fue por esto por lo que valieron para moldear de esa forma el pan, lo que fue gratamente recibido por los españoles. Le proporcionaron color al azúcar espolvoreada, crearon los moldes que definen la figura del pan y su dibujo; le agregaron especias; jaleas o chocolate en modo de cuadros o flores.

En México, cambia de nombre según la región donde se le produce, y se encuentras variedades regionales. Siendo algunos más famosos que otros.


Mantecadas

Ingredientes

250 g. de harina de trigo

250 g. de azúcar

250 g. de huevo

250 ml. de aceite vegetal

60 ml. de leche

10 gr. de royal

2 gr. de levadura seca

Procedimiento

Depositar todos los ingredientes en un tazón y mezclar con ayuda de una batidora.

En un molde para panquecitos colocar los papeles encerados y llenar a cucharadas hasta las 3/4 partes. Meter al horno a 180°C por 20 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *